jueves, 19 de enero de 2012

Divagando: el gran misterio de las pequeñas cosas

Todos vivimos de las pequeñas cosas, de las pequeñas expectativas, sin ellas andamos perdidos.
Somos capaces, en un momento dado, de superar algo muy tremendo o incluso de ver normal los milagros de la vida, y sin embargo si no tenemos la expectativa de que algo pequeñito va a ocurrir no podemos vivir.

Deberíamos ser más fríos para poder sufrir menos, ser capaces de convertir a positivo todo lo que nos rodea, pero eso, pensamos muy a menudo, que no es fácil, sin embargo estoy segura de que es posible conseguirlo.

Nuestra mente es un misterio, qué duda cabe, vivimos de la memoria, convertimos en mitos a quienes perdemos, sino no podriamos vivir. Y eso es bueno, es perfecto, porque además nos da fuerza. Son los buenos recuerdos los que se hacen grandes y los malos y tristes se quedan en sensaciones, escondidos tras los buenos.

En muchas ocasiones nuestra mente se convierte en ingobernable y nos lleva a tener miedos que deberíamos considerar estúpidos pero no, son nuestras preocupaciones diarias y sufrimos, tenemos ansiedad, nos convertimos en personas irascibles y tristes. Por suerte, más tarde o más temprano, siempre tenemos a alguien cerca que nos echa un cable y nos hace ver la realidad.

Entonces creamos nuestra pequeña expectativa, creíble, posible, deseada, y así la conseguimos y somos felices.

¿Por qué no vemos lo bueno que tenemos hasta que lo comparamos con lo peor de la vida? ¿Por qué no disfrutamos con naturalidad, sin plantearnoslo, de las pequeñas cosas, de cada uno de nuestros momentos?

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Al parecer el ser humano es el único animal capaz de sufrir por algo que ni siquiera ha pasado, solo por imaginar lo duro que podría ser que ocurriera.
    Somos algo retorcidos, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una poca cosa, de retorcidos, digo. Cómo decía mi madre: "las cosas son más de pensar que de pasar". Y cuánta razón tenía.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

Gracias por tu comentario!!